Just another WordPress.com site

Fisiología Somatosensorial

La Piel

La piel es el mayor órgano del cuerpo humano. Ocupa aproximadamente 2 m², y su espesor varía entre los 0,5 mm (en los párpados) a los 4 mm (en el talón). Su peso aproximado es de 5 kg. Actúa como barrera protectora que aísla al organismo del medio que lo rodea, protegiéndolo y contribuyendo a mantener íntegras sus estructuras, al tiempo que actúa como sistema de comunicación con el entorno. Anatómicamente se toma como referencia las medidas estándar dentro de la piel humana. También es conocido como sistema tegumentario.

El Tacto

El sentido del tacto o mecanorrecepción es aquel que permite a los organismos percibir cualidades de los objetos y medios como la presión, temperatura, aspereza o suavidad, dureza, etc. En el ser humano se considera uno de los cinco sentidos básicos.

El sentido del tacto se halla principalmente en la piel, órgano en el que se encuentran diferentes clases de receptores nerviosos que se encargan de transformar los distintos tipos de estímulos del exterior en información susceptible de ser interpretada por el cerebro.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Somatosensibilidad.pptx

Los estímulos son recogidos en los receptores (terminaciones axonales desnudas), por estas fibras viaja el estimulo hasta el ganglio espinal donde se encuentra el cuerpo neuronal.

Estas fibras son responsables de la trasmisión de la información propioceptiva y cutánea epícritica de un segmento  determinado que corresponde a al dermatoma sensitivo.

Las fibras que salen del ganglio tanto mielinizadas como no mielinizadas entran por las raíces dorsales de la medula espinal.

Dentro de la medula espinal estas fibras se separan en dos vías la via lemniscal y la extra lemniscal.

Por la via lemniscal se conducen las vías más gruesas de mayor velocidad y de esta manera se forman los haces de gracilis y cuneiforme que llevan la información sacra, lumbar, dorsal y cervical.

Estas fibras llegan hasta el bulbo raquídeo donde se encuentran los núcleos gracilis y cuneiforme.

Luego estas fibras se cruzan y forman el lemnisco medial que llega hasta los núcleos ventralposteromedial del tálamo.

Del tálamo salen las fibras tálamos corticales hacia la corteza parietal (circunvolución parietal ascendente, área II).

Vía Extralemniscal

Entran igual a la via lemniscal pero se diferencian en que cuando las fibras entran por las astas posteriores ala medula espinal estas hacen sinapsis con neuronas de ese segmento medular.

Luego estas fibras se decusan y ascienden por el cordón antero lateral medular del lado opuesto recogiendo información sacra, lumbar, torácica y cervical, hasta llegar hasta los nucleos ventralposteromedial del tálamo.

Del talamo salen las fibras talamocorticales hacia la corteza parietal(área somestésica II), trasmitiendo la información térmica y dolorosa la cual tiene función de alerta (termoalgésica).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s